cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! ¡Un CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye



La Televisión. El aparato radio receptor de ondas hertzianas, ha sido el invento que marcó y definió por completo a las sociedades del mundo moderno a la vuelta del siglo XX. Como lo asomé en la serie de tres artículos de la sección Hablemos de Audio, la TV fue un invento que quizás no resultó exactamente lo que su creador visualizó (lo punitivo fue intencional). Y fue eso mismo lo que quiso exponer de manera directa, el periodista Edward R. Murrow, cuando se dirigía a la sociedad norteamericana adoctrinada por los medios en su programa de variedades. Con ética y transparencia periodística construyó una reputación, que luego le serviría como base moral para atacar públicamente al Senador Joseph McCarthy -y su complot de cacería de brujas- durante el apogeo de la Guerra Fría (léase: persecución obsesiva del síntoma comunista dentro de Norteamérica).

Lo ocurrido es historia, el Senador McCarthy eventualmente se echó cuchillo a su propia garganta porque en este mundo no hay cabida para los extremistas y fanáticos de ninguna índole. Pero sin duda la valentía (los cojones) de Murrow y su equipo de la CBS fueron el elemento catalizador que le dio un balance de sensatez al público que quedaba mezmerizado, semana a semana, por cuanta ridiculez mediática y sensacionalista que salía de sus pantallas de cristal... en blanco y negro.



Pero nada mas alejado, no sólo de la realidad de entonces, sino de nuestra actualidad con asombrosa similitud. Es decir, que la televisión, lejos de servir como medio de comunicación veraz e instrumento educativo, sólo se usa como instrumento de diversiones banales y entretenimiento barato. Sólo fíjense hoy día como proliferan los Reality Shows, que son como el Reggaeton en la Radio: Basura. Con algunas excepciones, no hay trascendencia de contenidos, no hay intelecto, no hay difusión de valores, mucho menos de información transparente sobre la actualidad (hasta los noticieros controlan lo que debe salir... y cómo sale). Al contrario, la televisión funge como un mecanismo de aislamiento de las realidades, al mismo tiempo que propicia la decadencia de la sociedad con la imposición de sus cánones utópicos e inverosímiles, totalmente contrarios a nuestra naturaleza. Recomiendo fuertemente a que pongan mucha atención y escuchen el discurso de Murrow para que reflexionen y vean que se ajusta perfectamente a la actualidad.



El film Good Night & Good Luck (frase de cierre de Murrow en cada programa), es una introspección íntima detrás de los días en que este periodista enfrentó, con transparencia ética, a los políticos de baja calaña que se aprovechaban de la ignorancia para manipular a las masas a través del novedoso medio audiovisual. Con un estilo muy pausado, sin soundtrack score o música comercial (con ligeros marcos de Jazz), el Director/Guionista George Clooney (¿su debut?) le da un toque de documental a momentos que parece que estás recontando los hechos verídicos con las fuentes originales. Muy original. Pero no conforme, las actuaciones se lucen: David Strathairn (L.A. Confidential, The Memphis Belle) como Murrow es la película, con el apoyo de Frank Langella, George Clooney, Jeff Daniels y un ocasional Robert Downey Jr. que completan un elenco dramático que imprime seriedad y credibilidad a los acontecimientos recreados para la cinta. Perfect casting.

La dirección es tan bárbara como su impecable fotografía en blanco y negro. La imagen es sin exageraciones de contraste noir como Sin City o de video clip a lo Mark Romanek, la fotografía es artística y sin pretensiones ultra retro vanguardistas. Idem su transferencia a DVD. El sonido es atmosféricamente monoaural, no confundan, está en Dolby Digital 5.1 canales pero sin la característica tridimensionalidad de los films de hoy. Los diálogos se sienten opacos como si fuera un film de los años '50, pero sin sonar ininteligible en todo momento, buen toque artístico adrede. Film corto pero bueno. Lo mejor son las palabras a reflexionar de Murrow, sobre todo en el discurso al recibir un reconocimiento al comienzo y también al final. No se lo pierdan. Recomendable.

Film: McKay; Video: Willy McKay; Sonido: McKay.

"I Want my MTV!"

___________
Sir Barton

Etiquetas: ,

Template Design by Rural Tex