cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! ¡Un CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

What, Me Worry?



Aunque no salí en Semana Santa por no haber hecho planes, bueno, en realidad me salió trabajo (translation: Loser), me revisé unos títulos que siempre dejaba pasar y que no se vieron por aquí en cartelera. Al menos en la comercial. Uno no debe dejarse llevar por lo que dicte el cine comercial. Hay mucho cine independiente de calidad. Estos tres films, diferentes entre sí, garantizan buen cine.

Unknown es una buena película que te pone a pensar desde el comienzo hasta mucho después que termina. Tiene una historia bastante original con tantas vueltas que nunca sabes cuando se enlaza todo, o cuando se desenlaza, que al final es lo mismo en este caso. El fume que se presenta aquí es como una terapia de grupo entre criminales y víctimas. Cinco tipos que despiertan todo coñaceados, con uno atado y otro esposado, que no recuerdan quiénes son, cómo se llaman ni cómo llegaron ahí. Menos aún si se conocen o tienen relación alguna con los otros. Con indicios visibles que están metidos en un rolo de peo criminal, por las señales que van descubriendo poco a poco mientras tratan de averiguar qué carajo está pasando y por qué están encerrados en una fábrica abandonada.

Reflexiones, desconfianza, alianzas y preguntas se van elucubrando entre ellos a medida que pasan las horas. Surgen más señales y los recuerdos comienzan a aparecer poco a poco. Es como un Breakfast Club pero con granujas con amnesia. El reparto es de primera, con Jim Caviezel (The Passion of the Christ, The Count of Monte Cristo, The Thin Red Line), Greg Kinnear (The Matador, As Good As It Gets), Barry Pepper (Saving Private Ryan), Joe Pantoliano (The Matrix, Memento) y Bridget Moynahan (Lord of War). Muy buen transfer a DVD, contraste profundo, colores aclarados con iluminación oscura y sin nitidez artificial ni artifactos de compresión. El sonido es más diálogo que otra cosa, pero ambientado para recrear la atmósfera del encierro y la desorientación. Recomendable.

Film: McKay; Video: McKay; Sonido: McKay




Este film es el típico caso "inspirado en la vida real", con la historia del desaventajado que se abrió en una lucha contra la corriente para imponer la justicia. No crean que no me gustan este tipo de películas, de hecho, North Country me pareció muy bien hecha y bien actuada (¿con ese reparto? más le valía). Está bien, está bieeeeen, lo confieso, la alquilé para ver a la mami de Charlize Theron, no me culpen, ella es todo un jamón.

Aunque realmente ocurrió, tiene suficientes cambios y adiciones para darle más drama del que tuvo en realidad. En las minas del norte de Minnesota, un grupo de mujeres tuvieron que soportar abusos de acoso sexual dentro del típico entorno machista y chauvinista de las áreas rurales norteamericanas. El problema llega a calentarse cuando una de ellas se levanta contra los magnates de las minas para enfrentarlos en un duelo judicial, al mismo tiempo que tiene otra dura lucha en su vida personal y familiar.

Muy buena dirección, con buen ritmo a pesar que no tiene momentos tensos ni nada melodramático que le hubiera quitado toda credibilidad de drama real. Las actuaciones están respaldadas por un elenco arrecho que acompaña a Charlize Theron, con Sissy Spacek, Woody Harrelson (Natural Born Killers, Money Train, Indecent Proposal), Frances McDormand (The Man Who Wasn't There, Fargo), Michelle Monaghan (Kiss, Kiss, Bang, Bang) y Sean Bean (The Lord of the Rings, National Treasure, Ronin). El DVD está bien para no entrar en detalles, pero con algunos artifactos ligeros de compresión y ligera nitidez artificial. En general, el video es bastante limpio con colores fríos y saturados que realzan el contraste. El sonido es puro diálogo y música incidental con algo de country americano (¡Guacala! esa música no me gustó ni criándome allá).

Pero lo que me encojonó fue escuchar oooootra vez -en la escena final- el miiiiismo solo de guitarra acústica española de Gustavo Santaolalla sacado Cut & Paste de Babel, que a su vez fue sacado de The Motorcycle Diaries, así como también de 21 Grams y Amores Perros. ¡El mismito! ¿Pana hasta cuando con el mismo temita y la guitarrita en todas las películas donde te llaman? ¡Sácame la guitarrita repetida, sácamela cojones! ¡Varía la melodía brother! ¿Le mandamos un folleto de la Fender Stratocaster por e-milio?

Se puede ver.

Film: Pasta; Video: Pasta; Sonido: Mancao




Coño mequetrefes, ésta fue la joya de las tres, un fume psicotronado al mejor estilo de Alfred Hitchcock (espero hayan visto al menos una de sus películas si se precian como amantes del cine, infelices). De pana, tan buena es The Machinist que justifica la comparativa con el gigante del suspenso. Pero no me confundan, no es un thriller de horror puro, ni tampoco un crecendo de nervios por el suspenso. The Machinist es un fume mental como si mezclaras a Fight Club, Psycho y The Shining en una licuadora. Créanme, tiene elementos de todas tres, sin copiarse en ninguna, siendo totalmente impredecible y original.

La frustración, la conciencia turbia, el fracaso personal, la mediocridad, la persecución, la culpa, los complejos e inseguridades. Son todos elementos que erosionan la mente humana hasta quebrarle la cordura en una pesadilla viviente. Una condena moral y personal. Así es el carácter principal "encarnado" (si se puede decir eso del protagonista), por el excelente Christian Bale (Batman Begins, The Prestige), que tuvo que rebajar casi 50 Kg. para llegar a estar en el aspecto más lamentable que hayas visto en actor alguno. Si en Batman Begins pesaba 100 Kg. aquí pesa los mismos 100... pero en libras. Un perdedor frustrado y solitario que lucha con sus recuerdos y su mediocridad para justificar la lástima que lleva por vida. Lo fumado, lo podrido, lo inmoral y el límite de la autodestrucción se ponen a prueba.

Todo en una trama excelentemente llevada, bien escrita y bien dirigida que te mantiene pendiente e intrigado. A la vez que reta tu capacidad de predecir el desenlace que nunca parece llegar. Sin momentos tediosos ni el innecesario grafismo grotesco que usan los film-gore de hoy para apoyarse en el concepto de lo oscuro y lo mórbido (como en las porquerías de Saw y Hostel, que son puro espectáculo gráfico sin sustancia ni inteligencia, ¿acaso Hitchcock se hizo famoso con lo grotesco?).

Excelente cinematografía noir con colores lavados y super desteñidos, usando film granulado de alto contraste para mantener el tono mórbido y patético de la situación. Excelente transfer con una imagen casi Hi-Def, resolución, contraste y nitidez. Con algo de sobre exposición que le da un toque retro inclasificable. Sonido atmosférico y cálido con mucho énfasis en el ambiente. Altísimamente recomendable.

Film: Willy McKay; Video: Willy McKay; Sonido: McKay

_____________
Barton E. Newman

Etiquetas: ,

Template Design by Rural Tex