cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! ¡Un CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

El Arácnido Ha Vuelto



Verano boreal. Por norma, es la temporada del año en que los estudios cinematográficos estrenan los filmes de mayor arrastre taquillero ante el público y es cuando los argumentos tienden a ser más ligeros que complejos, más viscerales que racionales, etc. Empezando la temporada de verano del presente año se encuentra la tan esperada Spider-Man 3, la cual será objeto de disección en las siguientes líneas.

Este estreno marcó también una reunión de Rural Tex™ que no se efectuaba desde el film 300 un par de meses antes. Por consideraciones referentes a la compra de boletos, dos de nosotros la vimos en una sala y los otros dos en otra, pero ambas empezaban a la misma hora por lo cual fue prácticamente como si la vimos todos por igual.



De acuerdo con informaciones dadas por la productora, éste vendría a ser el último episodio en la serie de películas estrenada en 2002. La primera de ellas marcó el tono de la traslación del personaje de las páginas del comic a la pantalla; la segunda igualmente reforzó lo que había logrado la anterior con el añadido de que generaba empatía ante lo ya conocido. Pero esta tercera entrega aun cuando está bien realizada, es también cierto que no satisface a las legiones de fans de los comics.

En esta oportunidad, Sam Raimi acomete la función de director en un tono más cansado, dando la impresión de que dirigió el film como una asignación más en vez de darle energía como en las dos entregas previas. No hay que negar el estilo que ya le pertenece en su carácter de realizador, más se aprecia una sensación de dejadez lo cual atenta contra lo que ofrecía en las promociones del mismo: no uno, sino tres rivales contra Spider-Man (Sandman, Venom y Green Goblin) además del elemento Venom que en la piel de Peter Parker lo confronta con su lado más oscuro. Esto último quizás lo mejor logrado del film.



Junto con las funciones de dirección, también Raimi asumió la labor de coescribir el libreto junto con su hermano Ivan y el escritor de Spider-Man 2 Alvin Sargent, con resultados no tan buenos salvo lo mencionado con anterioridad en referencia al reflejo del lado oscuro de Parker; en lo demás se aleja del tono irónico y cómico de las anteriores para tratar de mostrar algo más serio que termina por ser sensiblero que convincente, rayando inclusive en lo caricaturesco sin recrear el espíritu del comic. Igualmente se salvan en este apartado la edición, la música (ya conocida en base a los temas de Danny Elfman, quien no toma la batuta en esta ocasión) y la fotografía junto con los efectos.

Tobey Maguire repite su ya célebre asociación actor/personaje: Peter Parker/Spider-Man, por lo que no hay aportes adicionales, excepto en lo ya mencionado –si repetimos esto varias veces es porque fue lo mejor logrado del film-. Lo anterior se aplica a Kirsten Dunst, James Franco, Rosemary Harris y J. K. Simmons puesto que sus papeles ya son conocidos y no hay más que agregarle. Se esperaba más tiempo en pantalla del que se le dio a Topher Grace (que no lo hizo mal) en su papel de Eddie Brock y como el villano Venom, al igual que a Thomas Haden Church quien no tuvo prácticamente mucho diálogo en su personaje de Flint Marko y mucho menos de su alter ego Sandman.



Una transformación en lo físico interesante fue el de Bryce Dallas Howard en el papel de Gwen Stacy (en la fenomenología del cómic ella fue la primera novia de Parker quien muere a manos de Green Goblin, algo que no se reprodujo en el film dado más al entretenimiento para todas las edades). Igualmente, y aun cuando aparece en pantalla varias veces como el Capitán Stacy, fue muy poco lo que se le dio al actor de la talla de James Cromwell para que se luciera con sus dotes dramáticas.

En general, Spider-Man 3 no es un mal entretenimiento, pero tampoco es lo que uno esperaba en cuanto a acción y profundidad de personajes, algo que ha logrado con creces la tríada de films sobre los X-Men en Marvel y (el nuevo) Batman en DC Comics. Sólo esperemos que si se concreta lo de la cuarta película aprendan de las fallas de esta y logren hacer una producción que sea fiel al espíritu de los superhéroes de los comics, con sus matices, con sus dudas. Y con mucha acción.

Film: Pasta (★★★☆☆)



_________________
Spaceman Spiff

Etiquetas: ,

Template Design by Rural Tex